Tablets, Ipads y otros artículos electrónicos

A finales de los noventa del siglo XX, unos artilugios en forma de tableta pequeña llegaron a nuestras vidas; eran las llamadas PDA, agendas electrónicas de bolsillo que contenían pequeños lapices táctiles para poder escribir encima de la pantalla. A partir de entonces, comerciales de todo tipo empezaron a usar PDAs: el que venía a cambiarte los datáfonos para el pago con VISA en la tienda, el repartidor de correos que te traía una carta o paquete certificado y te hacía firmar en su PDA conforme te lo entregaba, el que venía a anotar la lectura del gas o de la luz, el comercial que te recogía los pedidos en la tienda, y así un largo etcétera.

Tablet y ipad

No obstante, la escritura en una PDA dejaba mucho que desear. Cada vez que inmortalizabas tu firma en una de ellas, tu letra se asemejaba más a la de un niño de seis años que empieza a escribir que a la caligrafía de un adulto consolidado. Supongo que por este, y por muchos otros motivos, la cosa fue evolucionando cada vez más. Al principio los precios de mercado de estos artefactos eran totalmente astronómicos. A medida que se fue generalizando su uso, los precios empezaron a bajar y a ser más asequibles para el resto de la población. Al igual que los primeros móviles de la era de los dinosaurios y que ahora se han convertido en verdaderos centros de ocio en los llamados Smartphones, las PDA evolucionaron a lo que ahora conocemos ya como tablets.

Orígen de las tablets y sus sistemas operativos

Tablet y ipad

Las PDA, desengañémonos, también eran tablets, pero de las primeras, claro. Tenemos que remontarnos a 1968 para encontrar el verdadero origen de estas. Fue un ingeniero estadounidense, Alan Kay, quien hizo la propuesta. Nacía, pues, el llamado Dynabook, un ordenador para niños que pesaba menos de dos kilos y con una calidad gráfica de 4000 caracteres. Tras las PDA, Microsoft apostó por una tableta con una pantalla que permitía sensibilidad al tacto y que contenía el sistema operativo Windows XP para funcionar. La verdad es que no tuvo mucho éxito de mercado, y fueron entonces empresas como Apple y Samsung las que empezaron a comercializar con lo que ahora conocemos como Ipads y Tablets (porque ya hemos establecido una diferencia clara; hoy en día no es lo mismo tener un Ipad que una Tablet). ¿Y en qué se diferencian? Básicamente en el sistema operativo.

Un Ipad, comercializado por Apple, hace uso del sistema denominado IOS (ahora ya en la versión 0.7) y una tablet del sistema Android, propiedad de Google desde el año 2005 (ahora ya con versión 4.4, denominada KIT KAT). Ambos sistemas funcionan a partir de aplicaciones que el usuario puede comprar (en Apple Store o en Google Play – incluídas ambas en sus sistemas) y que pueden ser gratuitas o de pago. Además, ambas contienen también agenda de contactos, gestión de correo electrónico, bloc de notas, cámara de fotos, etc. Cabe añadir que tanto IOS como el sistema Android han sido añadidos también en la mayoría de Smartphones actuales (IOS en los teléfonos de Apple – los Iphones; y Android en el resto de marcas de telefonía móvil). El uso de smartphones empezó a generalizarse de forma masiva hará unos cuatro-cinco años, y la verdad es que nuestra vida ya no se concibe sin ellos. 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s